Una nota sin querer queriendo

El Chavo cumple 40 años alegrándole la vida a miles de fanáticos del mundo

El Chavo del 8 fue y es quizás, uno de los programas que nunca dejará de aburrir al público. Que generación tras generación sigue arrancando carcajadas entre todos sus públicos. Hace unos días cumplió este programa 40 años de creación, gracias a la idea del gran Roberto Gómez Bolaños ´Chespirito´, quien nos presentó a un personaje entrañable y al que queríamos a pesar de no conocerlo a profundidad.

Gracias a Chespirito pudimos conocer a los amigos que nos hubiese gustado tener: Quico, la Chilindrina, Ñoño, Godínez, o ansiar tener de vecinos a personajes como don Ramón, doña Florinda, doña Clotilde, tener a un maestro como el profesor Jirafales y tener a un señor Barriga que nos cobrara la renta cada mes. El Chavo era quien nos libraba del aburrimiento y nos sigue haciendo reír  a pesar de los chistes son los de siempre.

Tenía que ser el Chavo

El Chavo del 8 se inició siendo solamente un pequeño segmento dentro del programa Chespirito en 1971, donde el protagonista, un niño de casi 8 años convivía en ese entonces con dos vecinos, un hombre de bigotes de brocha junto con su hija, una niña pecosa y traviesa con dos colas en el cabello y que vivían en ese entonces en otra casa dentro de aquella modesta vecindad.

Tras una decisión de parte del mismo Roberto Gómez Bolaños,pasaron dos años para que este pequeño segmento se convierta en un programa semanal, en donde el tema central sería la convivencia de variados personajes dentro de un a vecindad que no valía ni un centavo. Un universo en donde aprendimos a hacer las cosas sin querer queriendo, a impresionarnos con un ¡Chanfle! o imaginarnos a qué sabía una torta de jamón.

¿Qué cosas no?

Detalles curiosos que muchos conocemos, o quizás pasaron desapercibido para algunos, el Chavo posee varias curiosidades que se podrían recordar a continuación tal es el caso del nombre de la mamá de Quico: Florinda Corcuera y Villalpanto viuda de Matalascallando. Quizás muchas veces lo menciona, pero entre las innumerables profesiones de don Ramón como cantante,
beisbolista, boxeador, mecánico, hasta entrenador de fútbol americano.

Quién no recuerda que el padre de Quico descansa en Pez porque se lo comió un tiburón, o que la mamá de la Chilindrina murió al
darla a luz, o que la abuelita de don Ramón fue asistente de mítico Pancho Villa, o que la Bruja del 71 y la Chilindrina vivían antes en Guanajuato, o alguien desconoce que en el capítulo de Acapulco, al final Quico es el único que no desea buenas noches entre el ocaso mexicano porque un conflicto en la vida real lo separó de aquel mundo maravilloso de la vecindad y de su mejor amigo el Chavo.

Tampoco nadie se imaginaría que Chespirito tenía pensado que las aventuras del Chavo terminaran con un accidente y su repentina muerte. Pero afortunadamente el apoyo de su familia lo hizo desertar de aquella nefasta decisión, según su hija que es psicóloga, porque traería consecuencias terribles para los miles de fanáticos infantiles que tenía el programa.

Ya 40 años que salió al aire y sigue siendo el programa número uno de la televisión, que llegó hasta las rincones más lejanos del mundo y obtuvo el mismo éxito que generó en México. El Chavo del 8 nunca dejará de hacernos reír, y la alegría de sus fanáticos se extiende hasta el deseo que sean 40 años más. Eso, eso, eso.

Advertisements

About Ventana Informativa

Estudiante de Ciencias de la Comunicación en la especialidad de Periodismo. Lector y aspirante a escritor. View all posts by Ventana Informativa

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: